28 mayo, 2024

Bajo un diluvio, Boca e Independiente empatan 2 a 2.

El Xeneize ganaba con dos tantos de Darío Benedetto. En una cancha imposible, con lluvia y tormenta, el Rojo llegó a la igualdad.

Boca Juniors visitó este sábado a Independiente de Avellaneda, en un clásico válido por la cuarta fecha de la Zona B de la Copa de Liga.

El encuentro se jugó en la cancha del Rojo y fue arbitrado por Facundo Tello.

Mientras se disputa el segundo tiempo, bajo una tremenda lluvia y tormenta, el cotejo se hizo muy difícil de desarrollar con normalidad.

A los 43 minutos, todo se detuvo cuando empataban 2 a 2 con goles de Darío Benedetto (a los 16 minutos, de penal; y a los 45), mientras que Gastón Togni (a los 30) y Alan Soñora (a los 34 del ST) igualaron en dos ocasiones.

El conjunto de Sebastián Battaglia arrancó ganando un tanto del delantero Benedetto, de penal, a los 16 minutos.

El cotejo todavía se estaba armando, cuando el colombiano Sebastián Villa recuperó una pelota en el área rival y el lateral Rodríguez se tiró al piso, haciéndole penal.

Tras algunos minutos de confusión, el equipo de Eduardo Domínguez logró igualar las cosas, a los 30, gracias a Gastón Togni.

Todo sucedió tras un córner y algunos rebotes: el “11″ tomó la bola y definió contra un palo para la igualdad.

Pero justo antes que se cerrara esa primera mitad, otra vez Benedetto apareció en escena para capturar una pelota en el área y definir con jerarquía: fue el 2 a 1.

Ya en el complemento, la lluvia se hizo presente y fue protagonista importante del partido. El campo se volvía cada vez más difícil para ambos conjuntos y la visibilidad disminuyó.

En ese contexto, Independiente llegó al empate en un centro rasante, donde Soñora la empujó al gol para el 2 a 2.

Antes había sido expulsado el lateral izquierdo colombiano Frank Fabra, por doble amarilla.

Sobre el minuto 43, el juez Tello decidió frenar el partido porque ya era imposible disputar el juego.

Hubo una larga espera y se intentó evacuar el agua de la cancha, para cerrar los minutos que restaban.

Se jugaron los seis minutos (dos que faltaban más cuatro de adición) y todo terminó 2 a 2.

EL COMIENZO DE AMBOS

El equipo “Xeneize” comenzó el torneo doméstico con un empate como local ante Colón (1-1) en el que dejó expuestas ciertas fallas de funcionamiento, luego elevó su nivel y superó a Aldosivi (2-1) en Mar del Plata, y por último le ganó a Central (2-1) en Liniers, con altibajos aunque algunos destellos de lo que pretende Sebastián Battaglia.

Su rival, Independiente, perdió en La Plata con Estudiantes (2-1), se recuperó en Avellaneda ante Arsenal (1-0) y luego empató en Liniers con Vélez (0-0).

El historial entre ambos es de 196 partidos y favorece a Boca, que se impuso 73 veces contra 65 de Independiente, y hubo además 58 empates.

Con este empate parcial, Boca está llegando a 8 puntos en la Zona 2 y queda a dos unidades del líder Colón.

Independiente, en tanto, se quedaría con 5 unidades, en el puesto 7° de este mismo grupo.

En la próxima fecha, la quinta, el Xeneize será local de Huracán (domingo 6, a las 19.15), mientras que el Rojo visitará a Godoy Cruz (lunes 7, a las 21.30).