28 mayo, 2024

“San Francisco y el lobo”: la confesión de David Lebón sobre un clásico literario que Serú Girán cruzó con el “Blackbird” de The Beatles

La canción integra el segundo disco del grupo, La grasa de las capitales y contiene una rica historia que cruza a San Francisco de Asís con Rubén Darío; el recuerdo de uno de sus compositores, El Ruso Lebón

 

Buenas noches, el lobo comenzó a hablar”. Así comienza una de las más bellas y delicadas canciones del repertorio de Serú Girán: “San Francisco y el lobo”, escrita por Charly García y David Lebón. Y aunque la historia no es original, la manera de contarla sin duda que sí. Es una versificación que surge de la prosa. Porque esa primera frase no es la de una canción ni la de un poema sino la de un relato. Como si estuviéramos leyendo un libro y la aclaración de quien está hablando apareciera frente a nuestros ojos entre guiones. Esto es un brevísimo relato y debe leerse (y escucharse) así. “Buenas noches –el lobo comenzó a hablar-. Estoy aquí, por última vez verás. En el bosque, mis días solía pasar. Salvaje y cruel, seguro en mi soledad”.